A menos de un mes para Navidad, el Consejo Deliberante de Chimbas aprobó una ordenanza que prohíbe tanto el uso como la distribución y venta de pirotecnia en la vía pública y espacios públicos. La decisión apunta a prohibir tanto artefactos de pirotecnia como de cohetería en todo el departamento.

Según indicaron, esta decisión se da porque el uso de este tipo de fuegos de artificio afecta a diversos sectores de la sociedad, como niños, fauna y ambiente. “La necesidad de regular su uso surge de la propia peligrosidad de estos artefactos. Los usuarios y espectadores de estos productos son los principales perjudicados, al sufrir quemaduras de diversa gravedad, lesiones auditivas u oculares, intoxicaciones o pérdida de miembros”, expresó la ordenanza.

Además, el cuerpo legislativo expresó: “Que tenemos la obligación como representantes del pueblo de Chimbas de concientizar sobre sobre el daño que sufren los adultos mayores, los niños de primera infancia, y en particular las personas con Condición del Espectro Autista (CEA), siendo una de las características de estos trastornos la sensibilidad auditiva. Las personas con esta condición pueden llegar a experimentar ansiedad, miedo, estrés, dolores corporales, desorganización emocional, entre varios síntomas más, cuando escuchan explosiones de pirotecnia”. Además se agrega el daño que el uso de pirotecnia provoca en animales: genera taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo y/o muerte. Los efectos en los animales son diversos y de diferente intensidad y gravedad. Los perros suelen sentir temor y al huir pueden ser víctimas de accidentes o perderse”.

Finalmente, sostuvieron: “También, el impacto ambiental del uso de los artículos de pirotecnia, ya que éstos esparcen por el aire todo tipo de elementos químicos. Además contienen sustancias carcinógenas que se alojan en el suelo y el agua. Que a raíz de la peligrosidad que suponen los artículos pirotécnicos, gobiernos provinciales y municipales, así como la Honorable Cámara de Diputados de la Nación han legislado la prohibición de la comercialización y uso de pirotecnia y cohetería”.