La confesión de una nena sanjuanina que destapó un aberrante caso de abuso

Sede del Centro de Abordaje Integral de Niños, Niñas y Adolescentes Víctimas (ANIVI), que investiga el caso
Sede del Centro de Abordaje Integral de Niños, Niñas y Adolescentes Víctimas (ANIVI), que investiga el caso

La víctima tiene 9 años. Su padre terminó preso y condenado por la Justicia.

Fue en una clase de educación sexual que la niña de 9 años contó las aberraciones que sufría a manos de su padre. “Me metía el coso que tienen los hombres”, expresó la víctima de 9 años frente a los docentes, destapando un grave caso de abuso sexual en San Juan.

El episodio ocurrió en noviembre pasado en una escuela de Rawson y rápidamente tuvo la intervención de la Justicia. No fue para menos. La frase de la pequeña dejó paralizados a los profesionales que daban la charla, quienes activaron el protocolo y dieron aviso a la UFI ANIVI, el ente que investiga los casos de abuso sexual en menores de edad.

Lo que se supo después es que la víctima y su hermana menor vivían con sus abuelos maternos, pero eran visitadas por su madre y su padre, quienes convivían en otro domicilio. Los abuelos de las niñas quedaron atónitos ante la denuncia. Y cuando el imputado se enteró, se desapareció.

El sujeto de 28 años estuvo prófugo hasta abril pasado, cuando se lo detuvo en la casa de su madre, en la localidad de Santa Lucía, y fue trasladado al Servicio Penitenciario de Chimbas (cárcel). En medio de su aprehensión se conoció que tenía antecedentes por robos, en los que llegó a utilizar armas de fuego.

Al padre de las niñas le imputaron el delito de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de la niña mayor, que actualmente tiene 10 años. Según la investigación, a la niña la violó en reiteradas ocasiones, desde los 6 hasta los 9 años, siendo el último ataque poco antes de la charla en la que reveló los episodios, que al parecer había naturalizado.

También lo condenaron por por el delito de abuso sexual simple (ambos agravados por el vínculo) contra su otra hija de 5 años. Según publicó Diario de Cuyo, el sujeto recibió una condena de 10 años de prisión. Se trata de una pena mucho menor a los 23 años que primeramente pretendía la Fiscalía.

Temas Relacionados