Agustín Ceferino Gómez, denunció este lunes por la madrugada a un efectivo de la Comisaría 24ª de Naschel, San Luis, por dispararle con balas de goma en la espalda y provocarle lesiones. Relaciones Policiales ya comunicó que efectivo en cuestión ya fue pasado a disponibilidad.

El jefe de la Policía de San Luis, Darío Neira, dispuso “iniciar actuaciones administrativas y el cambio de situación de revista de servicio efectivo a disponibilidad a un oficial de Policía con prestación de servicio en la Unidad Regional de Orden Público 3″, hasta que se determine qué responsabilidad tuvo el oficial en el hecho.

Natalia Pereira, la madre de la víctima, contó que alrededor de las 2 de la madrugada de este lunes, un sobrino la llamó por teléfono y le dijo que su hijo estaba en el Hospital de Naschel, donde le estaban extrayendo los perdigones.

El cuerpo de Agustín Gómez tras recibir los balazos de goma Foto: El Diario de la República

“Mi hijo me contó que él fue solo a la comisaría a denunciar que en una fiesta clandestina que hubo la noche anterior en un domicilio particular del pueblo había un hombre que le ponía pastillas a las bebidas alcohólicas”, declaró a El Diario de la República sobre el comienzo de la terrible historia.

Ya es el segundo oficial de Naschel que pasan a disponibilidad en dos días.

Cronología del conflicto

“Me dijo que lo atendió un policía al que conocemos como Leandro. Agustín les dijo a los agentes que estaban ahí que ellos como policías sabían bien de qué gente les hablaba. Leandro le preguntó¿qué sabés vos?y mi hijo le contestó que él (el policía) sabía quién maneja la mafia en el pueblo”, añadió Pereira.

Tras esto, el efectivo agredió físicamente al joven y tuvieron una gresca en la que el denunciante terminó rompiendo un vidrio de la seccional. “Cuando mi hijo se iba, desde una ventana Leandro comenzó a dispararle y él intentó correr. Pero empezó a sentir dolores, no se podía mover. En total tenía 25 perdigones en la espalda”, relató la madre de la víctima.

Comisaría 24° de Naschel, San Luis Foto: El Diario de la República

“Después fue al Municipio y contó lo que había sucedido porque no quiere que esto quede en la nada. Luego, como a las cinco de la madrugada, el jefe de la Comisaría de Naschel lo citó para que hiciera la denuncia y fue a realizarla”, agregó Natalia.

Controversias del hecho

Pereira reconoció que cuando su hijo fue a la comisaría, es decir, en el momento que fue agredido, estaba alcoholizado. De hecho, en la misma presentación que realizó, el joven indicó que había estado en la plaza del pueblo con unos amigos bebiendo alcohol.

Durante una charla sobre la fiesta en cuestión, recordó que él había visto a un hombre rodeado de adolescentes, que incluso le ofreció pastillas a él en un determinado momento.

Él (Agustín Gómez) está con tratamiento psicológico. Está depresivo porque mi hermano se suicidó. Los médicos le han recetado pastillas para dormir, pero por ahí abusa de la dosis y también toma alcohol”, comentó la mujer.

La reacción de mi hijo es porque el policía anda en cosas sucias. Es un pueblo chico y uno sabe todo lo que pasa. Él anoche delató todo”, cerró.

Fuente: El Diario de la República