Colón hizo historia y salió campeón por primera vez en su historia. Fue gracias al 3 a 0 que consiguió frente a Racing en la Copa de la Liga. Dentro de los futbolistas que se consagraron, hay uno de ellos que hace siete años descendió a la D del fútbol argentino y repartía pizzas. Y este viernes dio la vuelta. El mismo es Rodrigo Aliendro.

//Mirá también: La consagración de Colón: “Dimos un golpe de autoridad”

El relato de sacrificio se repite en varios jugadores del ámbito local. Muchos tienen que esforzarse mucho para alcanzar la gloria. El mediocampista sabe de eso y en las últimas horas pudo festejar lo que siempre soñó.

Aliendro hizo Inferiores en Argentinos Juniors, club en el que quedó libre antes de llegar a Primera. A la edad de Sexta división, Chacarita le abrió sus puertas. El debut en la máxima categoría costó en llegar, pero se concretó en 2012, a los 21 años. Tiempo después, como no lo iban a tener en cuenta, buscó clubes por su cuenta. El que lo aceptó fue Ituzaingó.

Rodrigo Aliendro con la camiseta de Ituzaingó.

Así las cosas, el “Verde” le permitió jugar a la pelota. Sin embargo, el dinero no le alcanzaba. Por eso tuvo que realizar deliverys de pizza. “Es real lo de las pizzas, eso fue ya de grande, cuando jugaba en Ituzaingó. Repartía para una pizzería común y corriente. También le he dado una mano a mi viejo en varios lados y trabajé mucho por mi cuenta pero por suerte eso ya es pasado”, dijo el año pasado en una entrevista con el diario Olé.

El tiempo puso las cosas en su lugar. Pero hace siete años a Aliendro le tocó descender con Ituzaingó de la C a la D, una vivencia horrible para cualquier jugador. El fútbol le dio revancha: Chacarita lo aceptó nuevamente. No paró de crecer y llegó a Atlético Tucumán. Allí tuvo grandes actuaciones.

Hasta que en un momento cambió de aire y se mudó a Colón, donde ya suma dos finales. Una, la que perdieron en la Copa Sudamericana 2019 ante Independiente del Valle. Otra, este viernes, contra Racing, con un triunfo en el que él abrió el marcador para darle una alegría a todo el pueblo “sabalero”. Y, claro, a él también.

//Mirá también: Christian Bernardi, gol cordobés para el histórico título de Colón

El gol de Rodrigo Aliendro a Racing