La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) suspendió la licencia nacional de conducir de Emilio Rosatti. La medida se confirmó este miércoles en Santa Fe y se suma a la inhbilitación y multa que se le aplicaron después de haber dado positivo el test de alcoholemia en un control, aunque no le llevaron el auto al corralón.

El organismo dispuso la sanción de manera preventiva y transitoria. En esa línea, determinó que el hijo del presidente de la Corte Suprema de la Nación debe rendir un nuevo examen de aptitud psicofísica antes de que el devuelvan el carné para manejar.

A la hora de justificar la decisión, la APSV indicó que Rosatti es un “infractor reiterativo” y tiene antecedentes de faltas de tránsito “graves”. Por eso plantearon que la suspensión se mantenga hasta que apruebe la evaluación de acuerdo a las recomendaciones de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV).

Una vez que se cumpla el plazo de inhabilitación dictado en San José del Rincón, el secretario del Tribunal Oral en lo Criminal de Santa Fe deberá entregar su licencia ante el Juzgado de Faltas local.

La situación del hijo de Horacio Rosatti generó múltiples críticas de organizaciones no gubernamentales (ONG) que promueven la seguridad vial. Varias de ellas pidieron su exclusión del concurso para convertirse en juez federal, el fuero en el que trabaja actualmente. Además recordaron que fue denunciado por violencia de género.

El funcionario tenía 2,24 litros de alcohol en sangre la madrugada del sábado 8 de nero, cuando lo pararon durante un control sobre la Ruta Provincial 1. En ese momento no le retuvieron el auto, sino que lo acompañaron hasta su casa.