A casi dos años del inicio del concurso preventivo en los Tribunales de Reconquista, Vicentin ofreció pagar en dólares el total de la deuda de pequeños acreedores. La nueva propuesta es parte de la estrategia de la agroexportadora para que la Justicia apruebe su salida después de la declaración del default.

La empresa fundada en Avellaneda reformuló los términos en la negociación con 791 productores y demandantes por el cobro pendiente tras la entrega de granos de manera anticipada.

El abogado Gustavo Feldman consideró “inviable” la propuesta, ya que sólo representa el 0,65 % del pasivo de Vicentin. La oferta se limita a quienes reclaman hasta 30 mil dólares a la compañía desde que se produjo la debacle financiera y las denuncias de estafa y vaciamiento.

El letrado que representa a un grupo de acreedores aseveró que la iniciativa de Vicentin es “una mentira más”. Ante la consulta de Télam, la definió como “demagogia barata”.

La oferta anterior contemplaba el pago de 20.000 dólares y una quita del 70 % a abonar en 15 cuotas anuales. En esta oportunidad, la agroexportadora se compromete a entregar todo el dinero de una sola vez.

¿A cuanto asciende la deuda de Vicentin?

Vicentin necesita obtener la mayoría absoluta (la mitad más uno) de aprobación de acreedores para la homologación de la propuesta ante el juez Fabián Lorenzini. El magistrado verificó 1.290 reclamos sobre 1.727 admitidos en Reconquista como parte de la aplicación de la Ley de Quiebras y Concursos.

De todos modos, el artículo 45 de la normativa establece que la compañía además debe lograr una aceptación equivalente a las dos terceras partes del capital.

En este sentido, cabe recordar que el presidente del Banco Nación, Eduardo Hecker, rechazó hace dos semanas la última oferta recibida. Sin este aval de parte del principal acreedor individual, al que le corresponden 300 millones de dólares, la compañía no parece cerca de su cumplir su objetivo antes el 31 de marzo.

En caso de que no haya acuerdo, Hecker consideró que el “cram down” (salvataje) “podría ser un camino y los créditos que otorgó el BNA podrían ser parte de una participación del Estado nacional”. Por su parte, Feldman advirtió “Creo que no le van a pagar a nadie, ni con aquellos que se comprometan, porque no pueden y porque nunca quisieron”.