San Martín tuvo una parada dificilísima en el partido de vuelta por los cuartos de final del Reducido. Le ganó a Ferro 1 a 0 en Buenos Aires, pero no le alcanzó para dar vuelta la serie, que quedó 3 a 2 a favor del local por el triunfo conseguido en Tucumán y el Santo quedó eliminado.

El Santo venía de caer 3 a 1 en La Ciudadela, por lo que debía ganar por dos goles de diferencia para forzar los penales y por tres para ganarla y alcanzar la clasificación a las semifinales.

Sin embargo los dirigidos por De Muner no pudieron conseguir la azaña. El encuentro fue muy trabado, dos equipos que dejaron todo por ganar. En el complemento el Santo consiguió la ventaja a través de la intervención de un gol en contra de Agustín Aleo, lo cual le dio una luz de esperanza de cara a los últimos minutos de juego.

Pese a ello el conjunto tucumano no pudo generar una nueva acción de gol y el encuentro terminó 1 a 0 a favor de San Martín pero la serie y la clasificación fue para Ferro por el 3 a 2 final.