La estrategia sanitaria de la provincia de Córdoba en relación a la contención de la pandemia de Covid-19 dio un giro este martes. Desde el ministerio de Salud informaron que se realizarán más operativos de testeo y vacunación en los barrios de la capital cordobesa, descentralziarán los vacunatorios y comenzarán con estrategias de vacunación y testeo en las escuelas para sostener la presencialidad. Los cambios comenzarán a regir a partir del mes de octubre.

//Mirá también: Vacunación en Córdoba: se aplicaron 27.739 dosis más

Esta decisión se sustenta en que Córdoba ya presenta un 88 por ciento de la población mayor de 18 años con primera dosis de alguna vacuna contra el coronavirus y un 67 por ciento con esquemas completos.

Entre los principales cambios se encuentra que los operativos de testeo y vacunación que se realizan todas las semanas en diferentes barrios de la capital cordobesa aumentarán en número. A su vez, se concentrarán en las escuelas. El objetivo de todo esto es llegar a aquellas personas que presentan mayores dificultades para el acceso a los vacunatorios o a centros de testeo.

Por otra parte, los Centros de Atención Primaria de la Salud de la ciudad capital comenzarán a recibir dosis de la vacunas contra el coronavirus para que guarden en sus vacunatorios para luego ser aplicadas. En las demás localidades de la provincia también buscarán incorporar a más de 700 vacunatorios que forman parte de la red provincial.

En este marco, en la capital de Córdoba se mantendrán los vacunatorios del: Centro de Convenciones, Orfeo, Pabellón Argentina y Comedor Universitario, junto al AutoVac de la Ciudad Universitaria.

//Mirá también: Vacunación en Córdoba: lugares y horarios del cronograma semanal

En este sentido, cabe mencionar que para las demanda espontánea, quedarán habilitados los vacunatorios de Pabellón y Comedor Universitario. Esto es, personas mayores de 18 años que no han recibido la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19, aquellas que perdieron su turno para colocarse la segunda dosis.

Asimismo, embarazadas y puérperas hasta 45 días, también podrán asistir a recibir la segunda dosis (sin necesidad de esperar turno de citación), siempre que haya transcurrido el plazo mínimo de intervalo entre la primera y segunda dosis, conforme lo fijó la autoridad sanitaria de acuerdo a la vacuna colocada.