El 23 de enero del 2021, Nahuel Pedemonte recibió un disparo en la cabeza por parte de un expolicía de la Ciudad de Corrientes, pero tras largas internaciones logró recuperarse de forma milagrosa. Su novia Lourdes se mantuvo firme a su lado apoyándolo, y a casi un año del hecho, el muchacho de 23 años le propuso matrimonio.

Ocurrió el domingo 9 de enero. “Encargué una milanesa a la napolitana con papas en la rotisería y pedí que escribieran una notita: ‘¿Te querés casar conmigo?’”, contó Nahuel en diálogo con TN.

Luego de que Lourdes se emocionara y se abrazaran, Pedemonte le mostró el anillo. El momento quedó filmado.

Nahuel sostuvo que ella no se dio cuenta y en el momento en que llegó el delivery con la orden aprovechó para buscar el anillo, que lo compró su cuñada. “Fue un momento muy lindo. Estuvimos tomando tereré, dormimos la siesta, nos despertamos, conversamos un rato y llegó la hora de cenar. Yo ya tenía todo planeado, pero igualmente estaba nervioso”, aseguró.

Lourdes tiene 22 años, es madre de Sebastián, niño de 4 años fruto de una relación anterior. Se conoció con Nahuel por amigos en común. Él sostuvo que ella le parecía re linda e inalcanzable.

Su historia nació durante la pandemia, se juntaban entre todos, charlaban, en privado se contestaban historias de Instagram. Así se fue dando. Su compañía le fue de mucha ayuda para atravesar el ataque: “Fue un pilar importantísimo para mí. No me va a alcanzar la vida para agradecerle”.

Nahuel Pedemonte proponiéndole casamiento a su novia con una milanesa napolitana y papas. Foto: El Litoral

¿Por qué le dispararon a Nahuel Pedemonte?

Cirilo Comisario, hombre de 57 años, vecino de toda la vida de Nahuel, en ese entonces policía y autor del ataque. Vivía frente de la casa del muchacho en el barrio Molina Punta, Corrientes.

Aquel 23 de enero, alrededor de las 20:30 horas, Pedemonte preparaba un asado con los amigos cuando vio que dos perros pasaban por la vereda de su hogar. Por temor a que su pitbull los atacara, salió para dispersar a los animales.

Según explicó, una vecina lo comenzó a insultar sin razón alguna. Con los gritos de la mujer salió el marido y se unió a la agresión. Acto seguido, el hombre entró a la casa y al salir estaba acompañado de una 9 milímetros con la que le disparó.

Marcha pidiendo justicia por el ataque a Nahuel Pedemonte. Foto: LT7

“Yo lo conocía de toda la vida. Era una persona problemática. Había tenido problemas con todos sus vecinos”, dijo el joven. No obstante, aclaró que no le guarda ningún rencor.

Comisario actualmente está detenido en la Unidad Penal N°6 de San Cayetano por tener el juicio oral. El suceso está catalogado como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa”, delito que prevé entre 8 y 25 años de prisión.

Tras recibir el disparo, Nahuel Pedemonte no sabe si volverá a caminar

El joven de 23 años cuando recibió la bala, esta le rozó la médula y atravesó el pulmón derecho de punta a punta. Desde entonces se moviliza en una silla de ruedas.

No obstante, Nahuel mantiene las esperanzas: aunque los médicos no le aseguraron nada, él se tiene toda la fe del mundo porque “está súper bien”.

Pasó cinco meses y medio en terapia intensiva en el Hospital Escuela José Francisco de San Martín, en la capital correntina. Luego, tuvo idas y vueltas entre su casa y el hospital por distintas infecciones que le fueron apareciendo en las heridas.

“Yo sé que voy a estar con kinesiología durante mucho tiempo, pero la verdad es que ando bien. Hago flexiones, me arrodillo. Gané mucha independencia con los brazos, me ayudan para bañarme y cambiarme”, detalló Nahuel.

Su hermano, Martín, agradeció por el profesionalismo del equipo de cirugía del doctor Aquino, como también el buen trato que recibió la víctima desde el primer momento en que ingresó. “Es una historia intensa, milagrosa y, dentro de todo, feliz”, finalizó.