Desde que se inció el verano en Mendoza el calor fue noticia, en especial con la última ola de canícula que mantuvo los registros de temperatura más altos que lo normal. Luego de una semana mas o menos agradable se espera un domingo en que las condiciones serán similares a la de este sábado.

De acuerdo al pronóstico anticipado por la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas, para mañana se prevé una jornada en el que el cielo permanecerá parcialmente nublado con descenso de la temperatura y vientos moderados del sudeste. La máxima rondaría los 32ºC y la mínima los 23ºC.

Observando ahora el pronóstico extendido se observa que para el lunes ya se anticipan algunas lluvias pero con un incremento en la temperatura en la provincia. Lo anunciado en la web por la entidad oficial anuncia “Nubosidad variable con tormentas aisladas, ascenso de la temperatura y vientos leves del este”, la máxima alcanzaría los 33 grados y la mínima 21.