Este 23 de mayo se conoció que el Jurado de Enjuciamiento presentó sus votos 5 a 2 en contra y el jury definió que será destituida por tener una relación con uno de los imputados. Quien horas despues de conocida la noticia habló fue el ex gobernador Sergio Urribarri quien se refirió al tema. En el escrito publicado en su perfil de Facebook dió detalles de su punto de vista diciendo que: “la Dra. Goyeneche ha buscado permanentemente politizar la situación como forma de poder sortear la revisión de su accionar. Embarrar la cancha, como se dice vulgarmente.”

El texto publicado comienza: “Desde hace meses y particularmente en las últimas semanas, he sido blanco de los ataques sistemáticos de Cecilia Goyeneche, quien se ha paseado por medios de comunicación de todo el país diciendo mentiras y falacias para intentar tapar la realidad. En noviembre de 2021 fue la primera y única vez que salí públicamente a aclarar que no tengo ninguna relación ni injerencia en el jury que se lleva adelante en Entre Ríos contra la Dra. Goyeneche, procuradora adjunta de la provincia. Pensé que sería la última vez, pero aquí estoy, realmente a disgusto, volviendo a referirme al tema”, escribe Urribarri.

Al respecto del Jury el ex gobernador dice que “se conocen perfectamente las razones objetivas por las cuales el Jurado de Enjuiciamiento resolvió abrirle un jury a la Dra. Goyeneche a fin de revisar su accionar como funcionaria judicial” y agrega que “Se procedió a analizar si efectivamente tenía vínculo personal y comercial con un imputado en una investigación que ella encabezaba y si ese vínculo puso en jaque su objetividad”.

Y agrega que las intenciones de la procuradora Goyeneche ha sido buscar “permanentemente politizar la situación como forma de poder sortear la revisión de su accionar. Embarrar la cancha, como se dice vulgarmente. Y resulta ser que mi nombre le sirve de excusa para su rally mediático, claro que siempre dependiendo del interlocutor: en los medios nacionales me señala como el culpable de todo, pero no es tan así en los de la provincia, donde responde con evasivas porque todo el mundo sabe cómo son las cosas”, señala Urribarri.

Fragmento de la nota publicada por Sergio Urribarri a propósito de la destitución de la Dra. Cecilia Goyeneche. Foto: web

Al hablar del Jurado de Enjuiciamiento observa que “con solo repasar su integración se puede ver a todas luces que no tengo ningún tipo de relación, influencia o injerencia. Esa es la única verdad”, dice el ex gobernador de Entre Ríos.

En uno de los párrafos Urribarri plantea las relaciones de la “Dra. Goyenche y dice: “Resulta que la Dra. Goyeneche está casada con un militante y dirigente del PRO, colaborador estrecho de Rogelio Frigerio, y se desempeñó como mano derecha de la ex viceintendenta de Paraná y presidenta del Concejo Deliberante, Josefina Etienot, durante la gestión de Cambiemos. De hecho, Goyeneche es amiga íntima de esta dirigente de la primera hora del PRO en la provincia, devenida ahora en jueza de familia”, sostiene.

El silencio de Rosario Romero

Quien también cuestionada en su escrito, pero sin nombrarla, es Rosario Romero al afirmar que: “Y hablando de mirar para otro lado. Podríamos mencionar también el silencio ensordecedor de la ministra de Gobierno y Justicia de la provincia, quien pese a representar al Poder Ejecutivo -con todo lo que ello implica-, no ha expresado ni una sola palabra sobre semejantes ataques de la Dra. Goyeneche. Y no me vengan con la excusa de la no interferencia. Acá está en juego el funcionamiento de las instituciones.

Con respecto a las expresiones de apoyo a Goyeneche el ex embajador dice: “En estos días hemos visto el alzamiento de los integrantes del Ministerio Público Fiscal, quienes en una actitud corporativa, se rebelan contra organismos constitucionales mediante comunicados, reportajes, fotos colectivas y manifestaciones con aplausos incluidos en la sala judicial, con el propósito de condicionar la resolución del tribunal. Y nadie dice ni mu. Todo muy normal”.

Finalmente acusa que Goyeneche no actúa de manera solitaria “sino que es parte de una estrategia más amplia detrás de la cual hay desde importantes dirigentes de la oposición hasta dirigentes políticos émulos de Rasputín, QUE NO SON DE LA OPOSICIÓN, a los que les conviene, en combo, mi condena y la destitución de Goyeneche”, concluye Urribarri.