Máximo Kirchner, sobre el ataque a la Vicepresidenta: “Queremos saber quién está detrás de Montiel y Uliarte”

Preparan un despliegue de seguridad para proteger a Máximo Kirchner luego del atentado a Cristina
Preparan un despliegue de seguridad para proteger a Máximo Kirchner luego del atentado a Cristina

El líder de La Cámpora y presidente del PJ bonaerense encabezó este sábado un plenario del Frente de Todos. La organización reforzó las medidas de seguridad.

Este sábado, el diputado nacional y presidente del Partido Justicialista (PJ) de Buenos Aires, Máximo Kirchner, reapareció públicamente tras el intento de asesinato a la vicepresidenta Cristina Kirchner. El líder de La Cámpora encabeza un Encuentro de la Militancia del Frente de Todos (FdT) de Morón.

La organización reforzó las medidas de seguridad y decidió que el acto sea cerrado, indicaron voceros del referente camporista, aunque puede seguirse a través de las redes sociales del FdT.

“Queremos saber quién está detrás de (Fernando) Sabag Montiel y Brenda Uliarte”, dijo.

El diputado nacional, líder de La Cámpora y titular del PJ bonaerense, Máximo Kirchner, estuvo en un acto en Morón
El diputado nacional, líder de La Cámpora y titular del PJ bonaerense, Máximo Kirchner, estuvo en un acto en Morón

“Imagínense: jueces y fiscales que la juzgan a Cristina van a jugar con Mauricio Macri al futbol a Los Abrojos. Los abogados de quienes intentan matarla son asesores del macrismo... ¿Qué puede estar pensando la Vicepresidenta y muchos de nosotros?”, se preguntó.

“No queremos estar esperando en qué unidad básica va a estallar la próxima bomba. No quiero estar pensando, cuando venga a un acto, si alguien va a hacer algo que no tiene que hacer. No hay que insultar a nadie, es necesario debatir”, siguió luego.

Considerando el atentado que sufrió la Vicepresidenta, la organización reforzó las medidas de seguridad y decidió que el acto sea cerrado, con trasmisión a través de las redes sociales del FdT.

Quienes estuvieron presentes

Máximo Kirchner, fue el orador central del acto y estuvo acompañado sobre el escenario por el intendente local, Lucas Ghi, y el exintendente y actual titular de ACUMAR, Martín Sabbatella, referente de Nuevo Encuentro.

También se sumaron, entre el público, dos ministros nacionales con peso en la provincia de Buenos Aires: Gabriel Katopodis (Obras Públicas), intendente de General San Martín con pedido de licencia, y Juan Zabaleta, que analiza renunciar al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para regresar a su territorio, Hurlingham, donde tras su paso al gabinete nacional gobierna La Cámpora.

Además de militantes y los ministros, concurrieron referentes de los partidos que conforman el FdT, integrado por el Partido Justicialista, el Frente Renovador, el Movimiento Evita, Proyecto Sur, el partido Somos, el Movimiento Nacional Alfonsinista, el Partido de la Concertación FORJA, el Partido Comunista, Partido Comunista (Congreso Extraordinario), el Partido del Trabajo y del Pueblo, la Unidad Socialista para la Victoria y el Partido Solidario, entre otras fuerzas políticas.

Cómo fue la organización del acto

Según dejaron trascender desde la organización del acto, solo pudieron acceder los militantes y referentes que tuvieran una pulsera identificatoria, y se estimaba una convocatoria de 3500 personas.

Será la primera vez que Máximo Kirchner hable en público desde que, el 1 de septiembre pasado, Fernando Sabag Montiel le gatillara a Cristina Kirchner en el rostro, cuando la vicepresidenta saludaba a la militancia frente a su casa.

La última declaraciones del líder de La Cámpora son de horas antes del atentado a la Vicepresidenta, y días después de los enfrentamientos entre militantes kirchneristas y la Policía de la Ciudad en Recoleta.

“Ellos están viendo quién mata al primer peronista, quién golpea al primer pibe o a la primera piba, quién saca chapa de cowboy y esas cosas terminan generalmente muy mal”, aseguró en El Destape radio, una frase que generó fuerte enojo en la oposición de Juntos por el Cambio.

“Siempre tienen ideas agresivas, despectivas. No dicen qué van a hacer con la economía del país, y, cuando lo dicen, nos damos cuenta de que es lo mismo o peor de lo que hicieron durante los cuatro años de Mauricio Macri. Son violentos porque no tienen mucho para proponer y tienen un discurso denigrante y muy despectivo respecto del conjunto de la sociedad”, agregó.

Temas Relacionados