La carrera del Turismo Carretera, que se llevará a cabo este sábado y domingo, ha generado una expectativa gigante. Y eso se ve en la convocatoria que se dio.

De hecho, en horas de la mañana colapsó el camino de tránsito pesado (el camino N° 5), el cual se vio completamente lleno de autos, camiones, casas rodantes y casillas a la espera de poder ingresar. Finalmente, esto ocurrió en horas del mediodía de este viernes.

Ya con las puertas abiertas, el arribo de personas no se detenía: por la ruta nacional 34 se podía ver una caravana de rodados que tenían un claro destino: el “Templo de la Velocidad”.

Se espera que haya unas 40.000 personas. Pero todo indica que podría aumentar la convocatoria.