El capitán de Newell’s, Maximiliano Rodríguez, anunció este viernes su retiro del fútbol. Lo hace por la puerta grande del club de sus amores, con el que pudo salir campeón en 2013 y convertir en la última fecha ante Central Córdoba de Santiago del Estero.

“Tengo algo para contarles”, escribió Maxi en sus cuentas de las redes sociales, y anuncio el final de su carrera profesional con imágenes de su larga trayectoria. “Llegó el momento que nunca pensé que iba a llegar, o el que los jugadores de fútbol queremos que nunca llegue: la de retirarme del fútbol. Es una decisión difícil pero estoy tranquilo”, dijo.

“Fueron muchos años de carrera y me brindé al máximo. Me vacié por completo y ya no tengo nada más para dar”, añadió. La Fiera también recordó sus primeros pasos en el ‘baby’ al que lo llevaba su abuelo, hasta el esfuerzo de su mamá para acompañarlo a jugar.

“Cumplí el sueño de jugar en la Primera de Newell’s y después tuve el apoyo de mi esposa para ir a Europa, siempre dándome su apoyo para que yo nunca bajara los brazos”, recordó. El ahora exjugador agradeció a todos clubes por los que pasó (Espanyol de Barcelona, Atlético de Madrid, Liverpool, Newell’s y Peñarol de Montevideo). También agradeció a todos los entrenadores que tuvo y se emocionó especialmente al recordar su paso por la Selección.

“Es una camiseta que amo con locura y tuve el orgullo que mis hijas me vieran vestirla”, señaló. Finalmente, manifestó su deseo de que lo recuerden como “un gran compañero y una gran persona”; y explicó que eligió despedirse “así, natural, aunque sea difícil hablar ahora”.

Maxi, de 40 años de edad, debutó en Newell’s en 1999 y ahora se retira en el club rosarino. Para los hinchas en general es inolvidable el gol que le hizo jugando para la Selección a México en octavos de final del Mundial Alemania 2006, y que representó el triunfo 2-1 en el alargue y la clasificación a los octavos. Para los leprosos es el adiós del último gran ídolo.