Un joven de 22 años sufrió quemaduras graves en el 40% del cuerpo y tuvo que ser trasladado de General Alvear al hospital Schestakow en San Rafael donde quedó internado.

Producto del incendio, la humilde habitación en la que vivía Emiliano Encina junto a su pareja y la hija de 4 años se quemó por completo y perdieron todo.

El fuego se desató mientras Encina prendió un cigarrillo mientras estaba con una motosierra.

El incendio se produjo alrededor de las once del anoche del sábado en Artola 1.039 en la zona del barrio isla Gorostiague en General Alvear.

Las autoridades tomaron conocimiento del siniestro cuando ingresó un llamado al 911. Cuando arribó el personal de bomberos y la ambulancia se encontraron con la vivienda ardiendo y fuera un joven tirado en el piso con la vestimenta calcinada.

Cuidadosamente personal especializado le retiró los restos de ropa carbonizadas al tiempo que bomberos trabajó para extinguir las llamas.

Según contó la pareja de Emiliano a la policía, el joven estaba manipulando una motosierra y decidió prender un cigarrillo.

Al parecer en ese momento se prendió fuego el motor de la motosierra, las llamas alcanzaron a Encina y desde el cuerpo del joven se propagaron por la humilde habitación de 3 metros por 4 metros donde vivían.

Emiliano Encina fue trasladado al hospital Enfermeros Argentinos con un 40% del cuerpo con quemaduras graves y luego de ser estabilizado lo derivaron al hospital en San Rafael.

En el caso de la mujer y la hija de 4 años quedaron internadas en observación en el hospital alvearense debido a la intoxicación con monóxido de carbono.

En el caso de la humilde habitación en la que vivía la pareja el fuego consumió dos camas de una plaza, dos modulares, ropas de adulto y niño y el resto de los artículos que había en el lugar.

Pese al relato de la mujer, el ayudante fiscal Pablo Carrizo de la Comisaría 14 en Alvear abrió una investigación, ordenó que Bomberos realice las pericias y además solicitó una encuesta ambiental entre otras medidas.