Los abogados de Marcelo Sain denunciaron “falta de objetividad” en la investigación sobre presunto espionaje ilegal en Santa Fe. El ex ministro de Seguridad pidió que aparten a los fiscales a cargo de la pesquisa y planteó que la misma debe pasar al fuero federal.

Los representantes del flamante asesor de la cartera nacional afirman que el Ministerio Público de la Acusación (MPA) fue “sin orden judicial” a las oficinas provinciales que inspeccionaron el último viernes. A esto agregaron que las medidas se ejecutaron con “absoluta amplitud e indeterminación” respecto del objeto de la causa.

“Si la investigación se orienta a demostrar la comisión de cualquiera de los delitos previstos en la Ley de Inteligencia Nacional, la competencia es de la Justicia federal”, plantearon los abogados de Sain. De esta manera, consideraron que no corresponde la actuación de los fiscales Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez.

Mientras el gobernador Omar Perotti esperaba su reunión con el presidente Alberto Fernández, Sain aseveró a través de sus abogados que los funcionarios del MPA fueron “a la pesca” cuando inspeccionaron las sedes del Ministerio de Seguridad de Santa Fe. Dentro de esa interpretación, subrayó la “notoria nulidad” de la medida solicitada en Rosario y la ciudad capital.

¿Por qué se investiga presunto espionaje ilegal en Santa Fe?

Los procedimientos se hicieron el viernes y el lunes surgieron a partir de dos denuncias sobre la gestión de la cartera provincial bajo la conducción del criminólogo. Además de la que refiere maniobras de espionaje ilegal, otra presentación señaló irregularidades en la licitación para la compra de armas policiales.

Sain consideró que el MPA no abordó el tema con objetividad, pero no apuntó directamente contra los encargados directos de la causa. En cambio, aludió a la “evidente enemistad” con Carlos Arietti, el fiscal regional de Santa Fe. El funcionario fue quien se opuso a su regreso al Organismo de Investigaciones cuando dejó su cargo en el Ejecutivo.

Por la investigación judicial, el gobernador Perotti pidió a la Fiscalía de Estado que inicie una auditoría del Ministerio de Seguridad provincial para determinar si hubo irregularidades administrativas. Mientras tanto, Sain apuntó contra la conducción del MPA en la capital y recordó las denuncias que hizo sobre la causa por el homicidio de Hugo Oldani.