El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, adelantó este lunes que evalúa medidas con el objetivo de “ir limitando la circulación de manera cuidada, pero firme”, frente al incremento de contagios de coronavirus en el territorio provincial.

”Se trabajó con mucha seriedad, priorizando la apertura de las escuelas y la industria. Lo que vamos a hacer es aplicar más rigor en el cumplimiento de los protocolos”, manifestó Kicillof en una entrevista con C5N y agregó que se analiza “cómo se puede ir limitando la circulación de una manera cuidada, pero firme”.

El mandatario aseguró que desde su Gobierno “estamos evaluando medidas”, en consonancia con las nuevas medidas propuestas por la Nación que “recomendó tomar medidas en determinados lugares, sobre todo con la cuestión de la nocturnidad porque el coronavirus se contagia por aire”.

En las declaraciones a C5N Kicillof recordó que “los lugares cerrados, las aglomeraciones y las juntadas familiares son lugares de mucho contagio”.

La opción que más se baraja es bajar la circulación de personas en la noche. Es que desde el Ejecutivo consideran que los controles a bares y boliches bajaron y las fiestas clandestinas aumentaron.

Con todo, a través de sus redes sociales, el Gobernador pidió también a la población “responsabilidad” y mantener los cuidados para evitar contagios de coronavirus en el territorio bonaerense.

Asimismo, el jefe de Asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García, adelantó que la provincia “evalúa” restringir actividades recreativas ante la llegada de la segunda ola de coronavirus, luego de que el gobierno nacional anunciara medidas para frenar el avance de la enfermedad.

Aumentó la ocupación de camas de terapia intensiva, se podría decir que empezó la segunda ola, es una tendencia que no ve posibilidades de ir bajando por lo menos a corto plazo”, dijo García en diálogo con AM750.

Además, comentó que también aumentaron otros indicadores, como la positividad de los testeos en la provincia de Buenos Aires, por lo que admitió que se evalúan nuevas restricciones con el objetivo de achatar la curva de contagios.

“Hay evidencia de que frecuentar espacios cerrados no colabora, por ahí no hace falta cerrar los bares, sino tratar de que la asistencia sea en veredas, terrazas o espacios abiertos”, indicó García.

Apuntan a aumentar los controles en bares durante Semana Santa. (Los Andes).Jose Gutierrez | Jose Gutierrez

Precisó que el objetivo sería aplicar “una serie de medidas escalonadas para ir intentando, y ver cómo impacta la curva”.

“Que sea algo más escalonado para evitar impulsar medidas sanitarias como las que adoptó Chile, que la semana pasada comenzó una gran cuarentena”, apuntó.

El funcionario precisó que en la provincia de Buenos Aires ya fueron detectados casos de coronavirus con las variantes de Manaos y el Reino Unido -más contagiosas- y remarcó que por ahora no hay “circulación comunitaria”, aunque no descartó que eso pueda ocurrir, ya que en la Ciudad de Buenos Aires “sí hay casos sin nexo epidemiológico de ambas cepas”.

En relación a mayores restricciones para quienes regresen del exterior, dijo que “hay una situación compleja” ya que “hay turistas que necesitan volver” pero aclaró que “hay que tener el cuidado de que cuando vuelvan, más allá del resultado, tienen que cumplir con un aislamiento estricto de 14 días sin salir de casa, si se puede en un hotel, mejor, pero que se cumpla con esa cuarentena”.

Al ser consultado sobre la campaña de vacunación, García dijo que la provincia tiene la “capacidad de ampliar la capacidad, cuando lleguen más dosis”.

“Es difícil que uno vaya abriendo postas si no hay más dosis, si tenemos el suministro más previsible, uno puede planificar mejor y abrir más postas para reforzar”, informó.

“Tuvimos picos de más de 60.000 vacunados en un día, y podemos ampliar eso, en la medida que nos den más previsibilidad sobre la llegada de las dosis”, apuntó.

Una fuente del Gobierno provincial explicó que las medidas serían anunciadas mañana en el marco de la habitual conferencia de prensa que se realiza los martes para actualizar la situación epidemiológica de los 135 distritos bonaerenses.