Como cada 5 de julio, el Mundo Talleres rememora aquella final para el recuerdo contra Belgrano, por el ascenso en 1998 en el viejo estadio Córdoba y con la ciudad dividida. Y lo hace en esta ocasión a horas de lo que puede ser un histórico pase a cuartos de final de la Copa Libertadores, ante Colón este miércoles en Santa Fe.

Hace 24 años Talleres le ganaba a Belgrano en una infartante definición por penales, el boleto para volver a Primera División. Con Ricardo Gareca como técnico, y por el 1 a 0 en el partido de ida (también en el Chateau, gol de Alfredo Zelaya). Y con victoria 4-3 desde los 12 pasos por aquel penal que acertó Roberto Oste (y lo convirtió en ídolo), por haber perdido 2-1 en los 90 minutos.

Talleres formó con Mario Cuenca, David Díaz, Horacio Humoller y José María Rozzi; Andrés Cabrera, Javier Villarreal y Fernando Clementz; Daniel Albornos, Diego Garay; José Zelaya, Ramón Medina Bello. DT: Ricardo Gareca.

Belgrano, con Ricardo Rezza como entrenador, puso en cancha a Bernardo Ragg; Cosme Zaccanti, Diego Alarcón, Hernán Medina, Norberto Testa; Horacio García, Adrián Ávalos, Guillermo Guendulain, Hernán Manrique; Luis Sosa; Cristián Carnero.