El 26 de enero a las 21:00 horas, los pinquenses marcharon por la Plaza San Martín, frente a la Municipalidad, en pedido de memoria y justicia por Lucio Dupuy, el niño que fue asesinado hace dos meses.

“Quería pedirles solamente media hora de su tiempo para que nos acompañen a prender una velita, sigamos haciendo ruido y que esto no se apague porque Lucio no merecía que lo callen”, escribió el padre de la víctima, Christian Dupuy, en sus redes sociales, convocando a la gente a movilizarse.

Marcharon por Lucio Dupuy en General Pico, lugar donde fue asesinado. Foto: Info Pico

“Hace dos meses que no tenemos vida, que dormimos de a cachitos, constantemente con Lucio en la cabeza, en el corazón y en el alma. Me sigo preguntando por qué lo hicieron, no era necesario”, dijo Ramón Dupuy, abuelo del menor, en diálogo con “Pampa Diario”.

“La gente está muy consternada, muy enojada. No te podes imaginar el enojo que hay de la gente y la necesidad que se haga justicia por el aberrante hecho que hicieron con mi nieto. A nosotros nos revuelve las heridas, no van a cerrar jamás. Nos lleva a vivir aquel 26 de noviembre donde nos dan la terrible noticia que a mi nieto lo mataron”, afirmó Ramón Dupuy, sobre la necesidad de que se haga justicia por el homicidio de su nieto.

Por su parte, la familia está juntando firmas para acelerar la aprobación de la Ley Lucio, que tiene como principal objetivo la prevención de situaciones de vulnerabilidad de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, a través de la capacitación obligatoria a todas las personas que se desempeñen en la función pública.

La familia de Lucio junta firmas para acelerar la sanción de la Ley Lucio. Foto: Info Pico

Christian Dupuy indicó en su mensaje: “Somos la voz de los niños y los responsables de hacer que la ley Lucio se apruebe. Sigan con nosotros nos dan mucha fuerza. GRACIAS”.

Además, señaló que este miércoles alrededor de las 18:30 se trasladó el cuerpo del pequeño a su nicho y fue un acto íntimo y exclusivo de la familia. No obstante, una vez terminado, invitó a las personas a dejar unas flores en el lugar.