El exvicepresidente Amado Boudou pidió a la Cámara Federal de Casación Penal continuar con el beneficio del arresto domiciliario y que se revoque un fallo que ordenó su vuelta a la cárcel. La defensa alegó que debe cuidar a sus hijos mellizos, de tres años.

“La firmeza de la condena impuesta no tiene injerencia en la concesión del arresto domiciliario”, sostuvieron los defensores de Boudou, Alejandro Rúa y Graciana Peñafort. La sala IV del máximo tribunal penal federal del país deberá tomar una decisión.

Amado Boudou junto a sus abogados

Boudou tiene una condena por cinco años y diez meses de prisión por el caso Ciccone. Actualmente cumple con arresto domiciliario ya que pese a que fue revocado por el TOF4 en diciembre, la decisión quedó en suspenso ante la apelación presentada.

Casación citó este miércoles a una audiencia previa a resolver y convocó a las partes, defensa, fiscalía y la Unidad Funcional para la Asistencia de Menores de 16 años, a presentar sus argumentos por escrito.

El arresto domiciliario “constituye una alternativa al encarcelamiento, destinada fundamentalmente a tutelar a los menores a su cargo, sus derechos y garantías y, concretamente, su integridad”.

“Constituye así una forma de morigeración de la prisión y como tal no sacrifica ningún interés estatal sino que busca adaptar la situación de quien se encuentra privado de la libertad de conformidad con los derechos esenciales advertidos”, argumentó la defensa de Boudou.

Además recordaron que “aún se mantiene la emergencia por la situación pandémica del coronavirus”.

Los argumentos

“Además, en consideración del cómputo de pena aprobado en el trámite y la reducción de plazos recientemente ordenada y firme, se imponen los términos de la Acordada 9/2020 de esa Cámara Federal de Casación Penal dictada en el marco de la emergencia para que los tribunales de la jurisdicción adopten medidas alternativas al encierro, tales como la prisión domiciliaria, con los mecanismos de control y monitoreo ya ordenados en el caso, respecto de personas que como nuestro asistido se encuentren en condiciones legales de acceder al régimen de libertad asistida, salidas transitorias o en forma inminente a la libertad condicional”, concluyeron.

Y remarcaron que la permanencia de Boudou en su hogar “resultaría beneficiosa para que sus hijos cuenten con su presencia diaria y puedan recibir el acompañamiento, cuidado, atención y contención emocional necesaria para su adecuado desarrollo y crecimiento”.

El juez Daniel Obligado, quien actuó hasta diciembre último como juez de Ejecución en el TOF 4, fijó en cinco años la condena a Boudou tras reducirla en diez meses al aplicar el “estímulo educativo”, por lo cual el exvicepresidente podría ya acceder a beneficios como las salidas transitorias.

El 30 de diciembre último, el mismo magistrado revocó el arresto domiciliario que le había concedido en junio por entender que la Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme la condena.

Con información de Télam.