Dos proyectos de ley que afectan de manera directa a los bolsillos de los trabajadores y de los jubilados avanzaron este jueves en su trámite parlamentario en la Cámara de Diputados, y con un amplio consenso, lo que no sólo anticipa un seguro final, la aprobación, sino que sorprende porque rompe el clima político de crispación que transita el país, a menos de cinco meses de las elecciones.

¿Cuáles son las dos iniciativas? Una es la reforma del régimen Monotributo, que actualiza los topes de cada categoría y crea un puente para facilitar el ingreso al régimen general. Y la otra es la que exime de pagar el impuesto a las Ganancias a los trabajadores asalariados que cobren hasta 150.000 pesos en bruto y a los jubilados que cobren hasta 8 haberes mínimos (164.568 pesos).

Ambas iniciativas obtuvieron este jueves dictámenes con las firmas de todas las bancadas, inclusive la de Juntos por el Cambio (JPC), aunque, en su caso, con disidencias parciales.

La sesión para debatirlas se realizaría el martes de la semana que viene.

Sergio Massa, presentó el proyecto que exceptúa al aguinaldo del cálculo de gananciasCámara de Diputados

Qué dicen los proyectos

La reforma al régimen del Monotributo propiciada por la AFIP pretende armonizar la transición entre el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (RS) y el Régimen General (RG), en términos administrativos y en los montos de las obligaciones que deben afrontar.

Para los monotributistas cuya facturación superó el límite más alto del régimen hasta un 25%, la propuesta contempla que puedan mantenerse en su actual condición en el período fiscal 2021. Los que superaron ese porcentaje se tendrán que pasar al RG y se establece una transición para que puedan afrontar los pagos de Ganancias y de IVA.

Además, podrán deducir, en el primer año, el 50% del importe que les corresponde pagar de IVA; el 30%, en el segundo, y el 10%, en el tercero.

El otro proyecto, cuyo autor es el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, actualiza de 6 (123.426 pesos) a 8 haberes mínimos (164.568 pesos) el piso a partir del cual los jubilados pagan Ganancias y de 74.810 pesos de salario de bolsillo, para un soltero, y de 98.963, para un casado con dos hijos, a 124.500 netos, que serían 150.000 sin los descuentos.

En relación con los jubilados, el oficialismo le concedió un pedido a JPC: la propuesta original excluía del alivio en Ganancias a quienes tuvieran un ingreso adicional, como por ejemplo un plazo fijo.

Ahora, el mismo piso de 150.000 pesos de salario bruto para asalariados regirá también para jubilados y, en lo referido al máximo de 8 haberes mínimos, se agrega que no pagarán Ganancias siempre que sus ingresos extra no excedan la ganancia no imponible, que son 160.000 anuales.

Durante el debate en comisiones, el oficialismo se cerró en dejar afuera a los trabajadores del régimen de Autónomos, que JPC había pedido que fueran incluidos.

El Frente de Todos (FDT) tampoco cedió al planteo de que la actualización de los 150.000 pesos brutos sea por inflación (IPC) y no por el índice de evolución de los salarios (Ripte), que mide el Ministerio de Trabajo.

También los oficialistas se mantuvieron inflexibles en el plazo de actualización: la oposición pedía que fuera semestral, debido a la alta inflación, pero quedó anual, tal como lo establecía el proyecto original.

Según cálculos del Gobierno, cerca de 2 millones de trabajadores y jubilados pagan Ganancias y, una vez convertido en ley este proyecto, dejarán de hacerlo 1.267.000. Es decir que solo pagarían Ganancias 733 mil personas humanas.

La ley debe ser aprobada por las dos cámaras del Congreso para que entre en vigencia, pero será de aplicación retroactiva. De esta manera, a las personas beneficiadas por esta medida a las que se les haya descontado Ganancias en estos primeros meses del año se les devolverá lo descontado.

El proyecto, además, faculta al Poder Ejecutivo a disponer medidas para quienes cobren entre 150.001 pesos y 173.000 pesos brutos, con el fin de “evitar saltos bruscos en la escala del impuesto”.

El aguinaldo quedará exento de Ganancias, al igual que pluses por movilidad, viáticos, deducciones por concubinato y el 22% adicional para la zona patagónica.

En las últimas horas se habían sumado otros beneficios: que también quedará eximido el reintegro de gastos de guardería para los hijos e hijas de hasta 3 años de edad; que se duplica la deducción por hijo con discapacidad, que fue un pedido realizado por el radicalismo, y que se prorrogará la exención a las horas extras del personal de salud, como consecuencia de la pandemia.

Massa recibió a diputados sindicales por el proyecto de Ganancias, que se tratará en el Congreso.Prensa Sergio Massa

Cuánto cuesta la ley de Ganancias

Los últimos agregados aumentaron en un 15% el costo fiscal de la medida, en relación con el que había sido informado la semana pasada por los funcionarios del gobierno de Alberto Fernández.

De acuerdo con un informe sobre el impacto fiscal del proyecto, elaborado y presentado este miércoles por la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), y al que tuvo acceso Vía País, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires “verían afectados sus ingresos en 27.850 millones de pesos y la Administración Nacional reduciría sus ingresos en 18.816 millones, siendo los restantes 904 millones correspondientes a Otros Entes del Sector Público”.

La suma da 47.570 millones de pesos de costo fiscal para el Estado en su conjunto, contra los 41.250 millones de pesos que había calculado el Ministerio de Economía, que conduce Martín Guzmán.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.