La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentina (DAIA) informó este miércoles, tras una reunión de la comisión directiva, que apelará el fallo del Tribunal Oral Federal 8 que permitió el sobreseimiento de Cristina Kirchner en la causa del Memorándum con Irán.

//Mirá también: La DAIA se mostró en contra del fallo a favor de Cristina: “Seguimos insistiendo en el reclamo de justicia”

La DAIA, representación de la comunidad judía argentina, resolvió hoy apelar el fallo del Tribunal que sobreseyó a Cristina Fernández de Kirchner y a otros imputados en la causa por encubrimiento del Memorándum con Irán. La decisión fue tomada por su Consejo Directivo, tras la realización de una convocatoria histórica, en la que las entidades adheridas y filiales expresaron sus distintas posiciones sobre los pasos procesales a seguir”, dijo la institución en un comunicado publicado en diario Clarín.

“Tras haber escuchado a la comunidad en su diversidad, el Consejo Directivo definió esta tarde apelar la decisión del tribunal en un hito trascendental para el organismo y consecuente con la posición sostenida durante los últimos tres años de llevar la causa a juicio oral”, agregó.

Jorge Knoblovits, presidente de la DAIA

En la misma línea, el presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits afirmó que “resultó de enorme importancia que nos hayamos escuchado, porque a partir de allí hemos tomado una decisión colectiva, lo que en los hechos significa darle volumen político y legitimidad a esa resolución”.

El Tribunal Oral Federal N° 8 había sobreseído a la vicepresidenta, al actual procurador del Tesoro, Carlos Zannini; al senador Óscar Parrilli; al viceministro de Justicia, Juan Martín Mena; y al ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense y exdiputado nacional, Andrés “Cuervo” Larroque.

“El Memorándum, más allá de se lo considere un acierto o desacierto político, no constituyó delito”, señaló el Tribunal en su fallo de 387 páginas, con las firmas de los jueces Gabriela López Iñiguez, José Michilini y Daniel Obligado.

Los acusados habían reclamado la nulidad de la causa al sostener que no había existido imparcialidad de los jueces de Casación Mariano Borinsky y Gustavo Hornos que reabrieron el expediente luego de corroborarse que visitaron numerosas veces al entonces presidente Mauricio Macri en la Quinta de Olivos antes de accionar.