En la noche de estreno del Estadio Único de Santiago del Estero, River no tuvo piedad ante Racing y lo humilló con un 5-0 inapelable. Julián Álvarez tuvo mucho que ver con eso ya que tras su ingreso marcó el segundo gol del equipo de Marcelo Gallardo y asistió a Suárez en la quinta alegría para lo que fue una noche soñada para River y para él.

El ingreso de Álvarez definitivamente cambió el partido con su gol, empezaron a aparecer espacios y los demás tantos. Se paró más cerca del área, donde estaba Borré, y su capacidad goleadora se benefició. Ya cuando el rival era un absoluto desconcierto en defensa aprovechó los “huecos” para asistir a el ex Belgrano de Córdoba Matías Suárez en el quinto gol de River que conquistó el título número 12 del ciclo de Gallardo. Julián sumó su cuarta vuelta olímpica con la camiseta del “millonario.

El futbolista nacido en Calchín acumula entonces ahora 51 partidos en la primera del Club

Atlético River Plate en los que convirtió 12 goles y dio 10 asistencias. Tanto el como su equipo ya piensan en lo que viene que está vinculado a la Liga local, la Copa Libertadores y la Copa Argentina.