La ciencia avanza y con ella las novedades médicas no se detienen, pero eso no significa que ciertos progresos resulten sorprendentes: lograron trasplantar dos riñones de cerdo modificados genéticamente en el cuerpo de un ser humano.

Un momento del primer trasplante exitoso de un corazón porcino a un adulto humano con cardiopatía terminal. University of Maryland Medical Center

Un equipo de científicos estadounidenses, investigadores de la Facultad de Medicina Heersink, de la Universidad de Alabama en Birmingham, Estados Unidos, ha conseguido realizar esta hazaña médica en el cuerpo de un humano en estado de muerte cerebral.

Los resultados fueron publicados este mismo jueves en la revista “American Journal of Transplantation”. Y con esta intervención, resulta ser el tercer xenotrasplante (trasplante de células, tejidos u órganos de una especie a otra, principalmente entre cerdos y humanos) que se llevó a cabo en los últimos meses.

Los resultados de este trasplante de riñones de cerdo en un humano

”Los resultados positivos demuestran cómo los xenotrasplantes podrían resolver en un futuro la crisis de escasez de órganos en todo el mundo”, detallaron sus responsables de llevar a cabo esta intervención.

Sin embargo, los investigadores advierten que son necesarios más ensayos clínicos antes de que se oficialice esta práctica.

Puntualmente sobre este ensayo recientemente publicado, el receptor de los riñones de cerdo fue un cuerpo con muerte cerebral, mantenido de forma artificial con latidos y respiración. Este cuerpo humano recibió el trasplante de los dos riñones genéticamente modificados de cerdo, luego de que se le extrajeran los propios.

Las modificaciones genéticas de los riñones del cerdo

Para realizar esta intervención fue necesario modificar genéticamente los riñones del cerdo donante. En ese sentido, se le practicaron 10 cambios genéticos a dichos órganos.

Cuatro de esas modificaciones estuvieron ligadas a poner en inactividad los genes porcinos, y las seis restantes fueron para añadirle genes humanos.

Asimismo, antes de la operación, tanto el cuerpo humano receptor como el donante porcino, fueron sometidos a pruebas de compatibilidad de tejidos.

”Los riñones trasplantados filtraron sangre, produjeron orina y, lo que es más importante, no fueron rechazados inmediatamente”, aseveraron los investigadores. Para luego detallar que los órganos trasplantados siguieron siendo viables hasta el final del experimento, 74 horas después.

Cambio de paradigma en la historia de la medicina

“Este momento de cambio en la historia de la medicina representa un cambio de paradigma y un hito importante en los xenotrasplantes, posiblemente la mejor solución a la crisis de escasez de órganos”. Estas fueron las afirmaciones de la cirujana principal del estudio, Jayme Locke.

Para luego Locke detallar: “Hemos superado lagunas críticas de conocimiento y hemos obtenido los datos de seguridad y viabilidad necesarios para iniciar un ensayo clínico en seres humanos vivos con enfermedad de insuficiencia renal en fase terminal”.

Estas intervenciones podrían generar un cambio de paradigma en la medicina actual. Foto: ap

Aunque sus investigadores insisten en que los resultados deben tomarse “con cautela dentro de las numerosas limitaciones del modelo”.

El antecedente más cercano de un xenotrasplante

Uno de los antecedentes más cercanos de un xenotrasplante que fue noticia en todo el mundo fue el que sucedió el pasado 10 de enero, cuando la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland (EE.UU.), dio detalles del trasplante de un corazón de cerdo a un hombre de 57 años.

En esa oportunidad, también había sido modificado genéticamente el órgano que se trasplantó. Y la cirugía fue catalogada como un éxito y probó que un corazón animal puede funcionar en un cuerpo humano sin generar rechazo inmediato.

Hay que tener presente que estas intervenciones son tratamientos experimentales, en donde aún queda mucho por estudiar y conocimiento por descubrir.