La Fiscalía pidió 28 años de prisión para Luciano Romero, acusado de secuestrar e intentar asesinar a José Orlando C., alias “Joselito”. El hecho se dio en el marco de la guerra entre las bandas narcocriminales de Los Romero y Los Monos.

Este viernes se realizó la audiencia preliminar en la que se acusó a Romero de los delitos de Privación ilegal de la libertad coactiva triplemente agravada por las lesiones causadas a la víctima y por la participación de más personas, incluyendo menores de edad; Homicidio doblemente calificado en grado de tentativa; Portación ilegal de arma de guerra en calidad de coautor y en concurso real.

El fiscal Patricio Saldutti de la Unidad de Homicidios Dolosos le atribuyó el hecho ocurrido el 4 de abril de 2020 a las 20 en Polledo al 3800, y del que también participaron H.R.R, G.F.H, y otros dos menores de edad (ya imputados). Todos actuaron de manera planificada y coordinada, manteniendo comunicación en todo momento con Hernán “Lichy” Romero, hermano del imputado, y que al momento del hecho se encontraba detenido en Unidad Penitenciaria N.º 6, y que como en casi todas las cárceles santafesinas, funciona como un call center de delincuentes.

El imputado y los menores de edad se apersonaron en el domicilio indicado portando armas de fuego, y al ver salir a la víctima, la amedrentan efectuándole un disparo en una de sus piernas. Luego la ingresan al vehículo en el que se trasladaban, privándola ilegítimamente de su libertad.

De allí fueron a una vivienda de Matheu al 3400, donde obligaron a la víctima a hacer entrega de dinero en efectivo y títulos de propiedad de su automóvil y de su vivienda, mientras le provocaban heridas. Luego de más de dos horas, y ante la negativa de la víctima de acceder a lo exigido, la subieron nuevamente al vehículo, la trasladaron por la Ruta 34, y a la altura del kilómetro 4 se metieron por una calle de tierra y la largaron. Luego le dispararon varias veces por la espalda con la intención de matarlo.

Pensando que habían logrado su cometido, huyeron del lugar, pero la víctima (integrante de Los Monos) sobrevivió y fue asistida por vecinos y le procuraron atención médica.