Los cuidados extremos que tiene Oscar Ruggeri por su hija Candela ya son conocidos en el ambiente, y más de una vez le juegan una mala pasada por las bromas que hacen sus compañeros, delante y detrás de las cámaras.

Las anécdotas del Cabezón Ruggeri

Anécdotas sobre el tema hay miles, y su hija soporta sus celos estoicamente, aunque con un poco de reproches y es lógico. Es que Oscar suele “vigilarla” cuando la visita el novio, recibiendo masajes en un sillón mientras ellos ven películas en otro, por ejemplo.

Cande Ruggeri disfruta del sol y el mar junto a su novio

Cande estuvo como invitada en el programa “PH, Podemos Hablar” y contó una insólita situación que vivió cuando invitó por primera vez a su novio, Nicolás Maccari, para presentarlo ante su familia, cena a la que estaba invitado también Galíndez, ya que se trataba de la llegada de la Navidad.

La modelo, relató con gracia, les pidió expresamente: “‘Compórtense todos, porque están todos locos’. A papá y a Galíndez les quedaron cosas de Bilardo, se cortaban las uñas filosas para pinchar a los jugadores de futbol”, contaba Cande divertida a Andy Kusnetzoff y el resto de los invitados.

La familia Ruggeri

Fue entonces que llegó el momento de contar la “hazaña” familiar que protagonizó el novio como bienvenida: “Toca timbre, le voy a abrir y cuando vamos al jardín, donde estaban todos, mi papá había puesto a toda mi familia en dos filitas, tipo jugador de futbol, y le dijo ‘bueno, pasá por acá’. Mi novio tuvo que pasar por el medio y todos le empezaron a pegar tipo bienvenida, mi mamá también porque mi papá los obligó. Y Galíndez, que siempre está con un escarbadientes en la boca, lo empezó a pinchar con eso”.

Cande Ruggeri

Difícil momento para Nicolás, que sólo con el tiempo se transformó en anécdota divertida.