Los padres de Solange, la joven que padecía cáncer y murió durante la cuarentena por coronavirus en Córdoba, realizaron una presentación judicial en la que solicitaron ser querellantes en la causa por la fiesta en Olivos, que involucró al presidente Alberto Fernández.

La presentación de Pablo Musse y Beatriz Oviedo fue este viernes último, mediante su abogado, Alejandro Sarubbi Benítez. Días atrás, el fiscal federal de San Isidro, Fernando Domínguez, aceptó las propuestas de donaciones del Presidente de la Nación y la primera dama, Fabiola Yáñez, para cerrar la causa de la Fiesta VIP en la residencia oficial de Olivos.

El abogado de la familia de Solange confirmó el pedido para ser querellantes por la causa Fiesta en Olivos. Foto: Twitter @sarubbibenite

“Tendría que ir a juicio y no ocupar nunca más un cargo público”, declaró Pablo Musse al respecto. Mientras que en su cuenta en Twitter, el letrado de la familia de Solange sentenció: “Queremos justicia para todas las víctimas de Alberto Fernández. Valor que de ningún modo puede ser comprado con dinero”.

El abogado adjuntó en su publicación el escrito presentado ante el juez federal de San Isidro, Lino Mirabelli. “Ofrecer una reparación económica resulta a toda vista insatisfactorio e improcedente, en particular en los casos de Alberto Ángel Fernández y Fabiola Yáñez pues el primero es el Presidente de la Nación y la segunda es la Primera Dama”, refiere el texto.

En el petitorio, la familia de Solange solicitó por intermedio del letrado que “se efectúe la citación oportuna para la ratificación de la presente y se me convoque a aportar las pruebas en mi poder”. También que “se haga lugar a mi pedido de oposición a la reparación económica pretendida por los imputados”.