Este jueves en la provincia de San Juan condenaron a cuatro años de prisión un conocido “narco” por abusar de una niña, nada menos que una sobrina. Se trata de Walter Elpidio González, excabo de la Policía, a quien le hallaron años atrás la histórica cantidad de 193 kilos de marihuana. Esta vez fue condenado por aprovechar la inmadurez sexual de una jovencita de 14 años, aunque no se comprobó que hubo violación.

El episodio ocurrió en 2019 pero recién esta semana hubo resolución de la Justicia. Según publicó Diario de Cuyo, la jueza Silvina Rosso de Balanza (Sala II, Cámara Penal) no pudo acrediar que el acusado hubiera ejercido algún tipo de violencia para tener al menos cinco relaciones sexuales. Al parecer la magistrada consideró como prueba para descartar la agresión sexual, parte de las escuchas telefónicas de la causa de drogas, de las que se desprendieron los posibles abusos.

Par Rosso no hubo violaciones agravadas por la guarda, como sostuvo el fiscal Daniel Galvani (pidió 13 años de pena), pero sí el aprovechamiento de la inmadurez sexual de la víctima, una maniobra que se configura con los menores que tienen más de 13 años y pueden consentir actos sexuales con mayores, a causa de su inmadurez o inexperiencia, entre otras razones.

Este fallo dejó conforme al abogado defensor de González, Jorge Olivera Legleu. El letrado había pedido la absolución luego de que el expolicía (lo echaron de la Fuerza en 2003 por vender autos con anomalías) declarara que había tenido relaciones sexuales consentidas con la menor y reconociera que al menos una vez participó de un trío con madre e hija. En cambio Fiscalía había solicitado una pena mayor, en base al relato de la niña, los informes psicológicos y otras evidencias.