Axel Kicillof, valoró el programa a cargo del gobierno bonaerense que financia los viajes de egresados de alumnos de secundario. Además, indicó que la iniciativa busca favorecer al sector turístico, al incentivar la actividad en distintos municipios de la provincia fuera de temporada, como es el caso de Tandil.

Casi 40.000 egresados en 2021 disfrutarán de ese beneficio, en viajes que se realizan desde el mes pasado y durante la temporada baja de la actividad turística. Durante el año pasado, las comitivas de estudiantes que llegaron a Tandil arribaron en distintas partes del año, lo que permitió tener gran cantidad del tráfico turístico.

Los grupos disfrutan de cuatro días y tres noches, cuentan con dos excursiones diarias, tienen todos los gastos incluidos y viajan a distintos destinos turísticos de la provincia de Buenos Aires, tanto a playas como a las sierras de Tandil, lagunas o entornos rurales, lo que también permite promover actividades culturales y comerciales para el turismo juvenil en distintos municipios de la provincia.

”La pérdida de afluencia turística hace que en ciudades como Mar del Plata adolezcan de empleo, y ello tiene que ver con la estacionalidad. Este programa cumple el doble propósito de terminar el ciclo del secundario con un viaje para muchos bonaerenses y generar un alargamiento de la temporada en Tandil, la Costa o cualquier destino provincial”, afirmó Kicillof.

El programa Viajes de Fin de Curso apunta a impulsar el sector del Turismo en distintos municipios y, al mismo tiempo, a contribuir y promover la revinculación social y afectiva de las juventudes en la salida de la pandemia, garantizándoles el derecho a viajar en la provincia de Buenos Aires.